El tesoro bajo el mar encontrado en costas islandesas

El tesoro bajo el mar encontrado en costas islandesas

Para la mayoría de los mortales, los cazatesoros solo exiten en las películas de acción y misterio. De hecho, estamos convencidos que si preguntamos a nuestros conocidos, probablemente nadie crea que existan personas que se dediquen profesionalmente a buscar tesoros, en el sentido más romántico de la palabra. Pues bien, una vez más, la realidad supera la ficción y sin ir más lejos, la empresa británica Advanced Marine Services, que se dedica profesionalmente a la búsqueda de tesoros bajo el mar, asegura haber localizado los restos de un barco alemán hundido durante la II Guerra Mundial en costas islandesas. ¿Qué crees que transportaba este buque? Efectivamente, si te lo contamos en este blog es porque no podía tratarse de otra cosa: un cofre lleno de oro.

Encontrar tesoros bajo el mar, una revancha diferente

Cuando estalla la II Guerra Mundial, el gobierno alemán decide repatriar sus reservas de otro, las cuales se encontraban repartidas por distintos países, entre ellos Brasil. Así es como el buque SS Minden sale de Río de Janeiro el 24 de septiembre de 1939 con un cargamento de oro valorado en 130 millones de dólares. Cuando el barco alemán estaba realizando su ruta es interceptado por dos cruceros británicos a unas 120 millas del sudeste de Islandia y, antes de que se produjera el abordaje, el navío alemán optó por hundirse en un intento desesperado de que el ejército británico no se hiciera con sus reservas de oro.

Hace unos meses, el SS Minden fue rescatado del olvido gracias a la empresa cazatesoros antes citada. Y efectivamente, allí estaban las casi cuatro toneladas de oro que los alemanes pretendían llevar dentro de sus fronteras para contar con más reservas nacionales para afrontar la guerra.

Para muchos, el descubrimiento de este grupo de cazadores de tesoros bajo el mar viene a ser la “revancha” británica a la decisión de Hitler de ordenar el hundimiento del buque para que el botín no cayese en manos enemigas. Sin embargo, su tripulación no corrió la misma suerte y fue capturada por los británicos y llevada a Scapa Flow, una base naval de la Marina Real Británica. Nunca confesaron si había tal cargamento de oro, de ahí que hasta ahora, no se supiera a ciencia cierta su existencia.

La polémica está servida porque no es la primera vez que la cazatesoros Advanced Marine Services realiza operaciones de este tipo en las que explora las costas de otros países, en este caso Islandia, sin disponer de ninguna licencia previa. De hecho, la guardia costera islandesa reconoce que cuando interrogó a la tripulación del barco británico sobre su actividad, sus explicaciones fueron “vagas, difusas y diferentes”, dejando en evidencia que estaban allí sin ningún tipo de permiso. ¿Querrían recuperar el oro alemán y devolverlo al país que, supuestamente, lo hubiera capturado?

En la actualidad, la carga de oro, aunque está localizada, sigue sin ser extraída del barco a la espera de una orden judicial que han solicitado los cazatesoros ingleses a las autoridades de Islandia.

¿Qué te ha parecido esta historia? En CIODE nos hemos quedado maravillados con este relato, digno de una película de aventura con tesoro incluido.

tesoros bajo el mar