Monedas: ¿coleccionismo o inversión?

      No hay comentarios en Monedas: ¿coleccionismo o inversión?

Establecer una diferencia entre el acto de “coleccionar monedas” y el de “invertir en monedas” resulta tremendamente complejo ya que, al margen de las intenciones que motivan a una persona a comprar monedas de oro o plata, se trata de dos conceptos que van de la mano, en el que uno tiene mucho del otro sin que pueda establecerse una separación radical entre ambos. Hoy nos gustaría abrir este debate y contarte lo que opinamos en Ciode al respecto.

La pasión del coleccionador

Toda colección trae consigo un gasto de tiempo, dinero y energía. Cuando una persona inicia una colección, sea esta de monedas de oro y plata o sea de miniaturas de coches, lo hace motivado por la pasión que siente hacia esos artículos, una pasión que le llevará a buscar, investigar, comparar y, cómo no, invertir, en sus objetos de deseo.

Por este motivo, podemos decir que muchas personas que adquieren monedas antiguas lo hacen motivados por el acto de coleccionar y no por el rendimiento económico que van a obtener de ellas. Aunque obviamente, tampoco podemos olvidarnos de esta parte porque quien colecciona monedas también está realizando una inversión, ¿verdad?

¿Es una buena inversión?

Es importante distinguir entre comprar monedas de oro y/o plata o comprar monedas numismáticas. Si las monedas que colecciona una persona son de oro, plata o platino, tendrán un valor en el mercado tan alto como lo tengan estos metales y, por lo tanto, supondrán una inversión que hoy en día puede llegar a resultar muy rentable si la compra se realiza bajo asesoramiento profesional. Estamos ante valores refugio como son la materia prima con la que están elaboradas.

Por otro lado, si estamos ante monedas numismáticas de otros tiempos, otras culturas u otros países pero que no están elaboradas en estos metales, su valor estará tasado exclusivamente en términos de belleza, escasez, originalidad o antigüedad. En este sentido, podríamos decir que el acto de adquirir este tipo de monedas responde más a un afán coleccionista que de inversión, ya que en este caso su compra tendrá un valor que dependerá exclusivamente de la demanda de los propios coleccionistas, no del mercado bursátil. En definitiva, no podemos estar hablando de una inversión, o al menos, no de una gran inversión.

Coleccionismo o inversión. Dos términos difíciles de separar y que, en última instancia, responden al tipo de monedas que compre una persona y las motivaciones que persiga. Eso sí, teniendo siempre presente que las monedas de oro o plata sí pueden ser consideradas una inversión a medio y largo plazo, ya que son valores refugio que se pueden comercializar a nivel mundial por el valor de su metal sin que sea necesario acudir al mercado de los coleccionistas, algo que no ocurre con las numismáticas cuyo rentabilidad será mucho menor salvo casos puntuales.

Es relevante destacar que, por un lado, hay monedas de oro y monedas de plata antiguas que aparte del valor que tienen de por sí -del metal precioso- también tienen un valor numismático. Y también hay monedas que no tienen valor numismático -solo tienen el valor del metal- pero en un futuro pueden llegar a convertirse en monedas numismáticas, por lo que se sumará el valor del metal precioso al valor numismático de la moneda.

En cualquier caso, cuando una persona decide adquirir monedas porque le apasionen estos objetos o bien porque quiera invertir en algo que le gusta, es importante estar muy informado y contar con el asesoramiento de expertos como el equipo de Ciode.

post-3-blog-monedas-coleccionismo-inversion-oro-plata-ciode

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *